Carlos Tevez, capitán y referente de Boca Juniors, siguió hoy con su tratamiento en kinesiología durante el entrenamiento del plantel en el predio de Ezeiza, ya que sigue con su tobillo izquierdo inflamado y por ahora es duda para recibir a Talleres el domingo, por la sexta fecha de la Copa de la Liga Profesional.

"Si no hubiese sido con River, ese partido no lo jugaba, me infiltré porque era el superclásico", explicó Tevez después del encuentro en la Bombonera, con señales de preocupación por el esfuerzo realizado.

Una imagen fotográfica sobre el estado de su tobillo fue divulgada a través de las redes sociales, lo cual indica que en Boca siguen el tema muy de cerca para observar su evolución física.

De no llegar el "Apache", una de las figuras en el empate 1 a 1 ante River, su reemplazante para jugar ante el conjunto cordobés saldría de una tríada entre Mauro Zárate, Franco Soldano y el juvenil Luis Vázquez.

Para recibir a la "T" en la Bombonera, parece difícil que el entrenador Miguel Russo repita la línea de tres defensores con la que sorprendió el domingo pasado, ya que no se lo ve todavía en buena forma a Marcos Rojo, quien sería el reemplazante natural del suspendido Carlos Zambrano, expulsado el fin de semana pasado.

De volver al anterior esquema, podría poner un delantero más que podría ser el juvenil Exequiel Zeballos.

En la práctica de fútbol de mañana, Russo decidirá si continúa con el esquema que le permitió controlar y superar por momentos a River, o si vuelve al anterior de 4-4-2.

En tanto, la secretaría de fútbol de Boca sigue en la búsqueda de un delantero para reemplazar al lesionado Eduardo Salvio y tiene tiempo hasta el viernes próximo para incorporarlo.

Ayer hubo tratativas para incorporar al punta ecuatoriano Michael Estrada, de 24 años, quien juega en el Toluca de México y en la selección de su país.

Por ahora, ambos clubes están lejos de llegar a un acuerdo ya que la entidad mexicana lo quiere vender por 8 millones de dólares y Boca quiere que llegue a préstamo, con cargo y una opción de compra que está lejos de esa cifra.

El centrodelantero ecuatoriano es un nueve de área que mide 1,87 y que en la temporada pasada fue requerido por el Villarreal de España.

En otro orden, Edwin Cardona, con una lesión muscular grado dos en el recto anterior de la pierna izquierda según el parte médico oficial del club, estuvo también en kinesiología como parte de su tratamiento de recuperación.

El volante colombiano tendrá para para unas dos semanas sin poder jugar: no estará ante Talleres de local ni con Independiente de visitante, por la Copa de la Liga Profesional.

Boca volverá a entrenarse mañana desde las 9 en Ezeiza y seguirá en ese lugar hasta el viernes. El sábado el plantel trabajará en el predio Pedro Pompilio de Casa Amarilla, para luego quedar concentrado en un hotel del barrio porteño de Monserrat.

Boca enfrentará de local el domingo a Talleres de Córdoba por la sexta fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional, con el arbitraje de Fernando Rapallini. (Télam)