Carlos Tevez no participó hoy del entrenamiento del plantel de Boca Juniors en el predio de Ezeiza, tal cual se preveía, tras la muerte de su padre el domingo pasado, cuando el jugador regresó de urgencia de Rosario y no fue parte del equipo que derrotó por 1-0 a Newell's Old Boys.

Tras despedir a Segundo, su padre, en una ceremonia íntima junto con familiares y amigos en la tarde del lunes, el referente e ídolo boquense decidirá cuándo regresará a las prácticas.

En el sepelio estuvo presente el expresidente de la Nación, Mauricio Macri, también extitular del club de la Ribera cuando Tevez surgió como jugador, a comienzos de la década del 2000.

Allegados al jugador señalaron que tanto Tevez como toda su familia están muy golpeados por la situación, y por eso se estima que estará ausente por unos días de los entrenamientos de Boca.

Todo el equipo "xeneize" le dedicó el triunfo del domingo en Rosario a Tevez, cuando el autor del gol, el defensor Carlos Izquierdoz, hizo las señal del "10" con las manos tras convertir el tanto de la victoria.

El entrenador Miguel Russo supervisó hoy el trabajo del plantel de cara al próximo partido, ante Sarmiento de Junín el próximo domingo a las 21.30 en la Bombonera. (Télam)