El capitán de Boca, Carlos Tevez, decidirá en las próximas horas mientras pasa sus vacaciones su futuro en el club, con el que tiene contrato hasta el 31 de diciembre con una cláusula de salida el 30 de este mes, mientras el plantel se aseguró un refuerzo para la temporada siguiente con el retorno del lateral derecho Marcelo Weigandt desde Gimnasia, a pedido del Consejo de Fútbol liderado por Juan Román Riquelme.

El ídolo de Boca, a quien se lo notó desganado el lunes en la eliminación de las semifinales de la Copa de la Liga ante Racing, evaluará su situación en Boca en compañía de su familia en Miami, a donde viajó para desconectarse.

Como cada vez que termina una temporada, aunque esta vez con mayor vigor, se abrió el interrogante sobre el futuro del "Apache", que tiene 37 años y su estado anímico no es el mejor desde la muerte de su padre en febrero de este año.

Entre las posibilidades que analiza Tevez está la opción del retiro de la actividad profesional o continuar su carrera en el exterior, ya que tiene dos ofertas importantes de clubes de la MLS de Estados Unidos.

El presidente de Boca, Jorge Ameal, y otros dirigentes cercano a él confían en la permanencia del capitán, más allá de que saben que hay un desgaste con algunos integrantes del Consejo.

En otro orden, Boca se comunicó con los dirigentes de Gimnasia para avisarle que requerirán de los servicios de Weigandt, a préstamo en La Plata hasta el 31 de diciembre, pero con una opción para su regreso a partir de julio.

El plantel al mando de Miguel Ángel Russo necesita reforzar el puesto ante las partidas de Julio Buffarini y Leonardo Jara, a quienes se les venció el contrato, y la muy probable transferencia de Nicolás Capaldo al Salzburgo de Austria en una suma cercana a los 5.500.000 dólares.

En esa posición Boca tiene interés en el defensor peruano Luis Advíncula, de 31 años, que juega en el Rayo Vallecano de España, también en Fabricio Bustos de Independiente, un viejo sueño de Riquelme.

Los jugadores de Boca estarán de vacaciones hasta el 18 de junio, día del regreso al trabajo en el predio de Ezeiza. El primer partido oficial lo afrontarán el 13 de julio ante Atlético Mineiro de Brasil, de local, por la ida de octavos de final de la Copa Libertadores. (Télam)