Carlos Tevez, uno de los ídolos máximos de Boca Juniors, confirmó hoy su salida anticipada de la institución, aún cuando tenía contrato vigente hasta diciembre próximo, y dijo “no estar mentalmente” preparado para la exigencia del fútbol profesional en ese club.

"Boca me necesita al 120 por ciento y mentalmente no estoy para eso”, sostuvo el atacante, de 37 años, en el arranque de una conferencia de prensa que brindó hoy en el salón Filiberto de La Bombonera

“Estoy pleno con esta decisión. No tengo más nada para dar. Di todo. Por eso estoy feliz”, sostuvo el también exdelantero de Corinthians de Brasil; Manchester United, de Inglaterra; y Juventus, de Italia, entre otras entidades.

Ataviado con un buzo de color naranja y flanqueado por el presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, el ídolo xeneize continuó describiendo sus sensaciones: “No es una despedida es un hasta pronto. Siempre estaré para el hincha, para el pueblo xeneize, no ya como jugador, sino como el ‘Carlitos’ de la gente”, aclaró.

Tevez justificó su decisión al remarcar que no hizo “el duelo correspondiente”, tras la muerte de su padre, Segundo, ocurrida en febrero pasado.

“No tuve tiempo de hacer el duelo por la muerte de mi padre y ya estaba jugando de vuelta. Así es la exigencia de Boca”, consideró.

“Para mí Boca es el mejor club del mundo, mi papá; mis hermanos, mi mujer, mis hijos, son de Boca. No puedo mentirles. Mi decisión es pura y exclusivamente mía”, agregó.

(Télam)