Testeos sorpresivos, sanciones a quienes oculten síntomas y la limitación de permisos para el ingreso a los estadios aparecen entre las medidas anunciadas esta noche por la Liga Profesional de Fútbol (LPF) de cara a la continuidad de la competencia, que en los últimos días, y a tono con lo que viene sucediendo en el país, tuvo un incremento notorio de casos de coronavirus.

A través de un comunicado, la LPF recordó las medidas que viene tomando desde el reinicio de los torneos y en el marco de la pandemia para evitar contagios: testeos sistemáticos, protocolos sanitarios, distanciamiento y estadios a puertas cerradas.

Sin embargo, en los últimos días hubo contagios masivos en varios planteles (Sarmiento de Junín, Banfield, Gimnasia y Esgrima La Plata) y, aunque todavía no se planteó la posibilidad de volver a paralizar los campeonatos, sí se anunciaron nuevas medidas.

Entre ellas sobresale la de realizar testeos sorpresivos en los clubes desde 48 horas previas al inicio del partido hasta 24 horas posteriores y la limitación de permisos para el ingreso a las canchas: ahora será de un máximo de 50 personas por equipo.

También se permitirá un máximo de 10 medios de prensa, y de tres trabajadores por medio; habrá sanciones para quienes no informen síntomas vinculados al Covid-19; y, en caso de ser necesario que un equipo quede concentrado para un encuentro, se recomienda el uso de habitaciones individuales para la delegación. (Télam)