Boston Celtics (1) y Golden State Warriors (1) protagonizarán mañana el tercer capítulo de la final de la NBA de básquetbol, en pareja serie programada a un máximo de siete encuentros.

La definición tendrá su primer examen en el TD Garden de la ciudad de Boston, la casa del campeón de la Conferencia Este de la competencia. Comenzará a las 22.00 de Argentina y será televisado por la señal ESPN.

En el primer choque jugado en el Chase Center de San Francisco, el equipo dirigido por el nigeriano Ime Udoka se impuso como visitante por 120 a 108, luego de un último cuarto en el que remontó una desventaja de doce puntos (80-92).

En el segundo cotejo, celebrado el domingo último, los conducidos por el entrenador Steve Kerr desplegaron su arsenal de variantes ofensivas para dominar de principio a fin y consumar un holgado 107-88

"Somos un muy buen equipo cuando cuidamos la bola", dijo el alero Jayson Tatum. “Pero tenemos esos lapsos en los que acumulamos pérdidas y cavamos nuestro propio agujero”, definió el jugador de los Celtics.

“Siempre está la necesidad de que yo sea agresivo. Tratando de armar juego, tratando de anotar. Entender cómo me marcará la defensa a mí y a nosotros como equipo y ser capaz de contrarrestar eso", expresó Stephen Curry, astro de los Warriors.

El formidable tirador del campeón de la división Oeste completó una planilla con 29 puntos (5-12 en triples), 6 rebotes, 4 asistencias y 3 recuperos en 32 minutos.

(Télam)