La Comisión Arbitral de la Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol) resolvió esta tarde suspender “por tiempo indeterminado” al colombiano Andrés Rojas por su mal desempeño en el partido de ida de octavos de final entre Boca Juniors y Atlético Mineiro, de Brasil, jugado en la noche del martes.

La sanción también alcanza al juez responsable del VAR (Video Assistant Referee), el paraguayo Derlis López, castigado del mismo modo.

El tema de objeción obedece al tanto mal anulado a la entidad de la Ribera (convertido por el volante Diego ‘Pulpo’ González), al promediar el primer tiempo, argumentando una inexistente infracción de Norberto Briasco sobre uno de los defensores del club brasileño.

Luego de “analizar técnicamente” lo ocurrido, la Comisión consideró que los apuntados árbitros incurrieron “en errores graves en el ejercicio de sus funciones en el desarrollo del partido”.

En tanto, el mismo organismo también procedió a suspender “por tiempo indeterminado” a los árbitros chilenos César Deischler y Eduardo Gamboa (los dos afectados al VAR) y al argentino Julio Fernández, asistente 2 del principal Facundo Tello, en el encuentro de la noche del martes entre Cerro Porteño 0-Fluminense 2, en Paraguay.

A los apuntados también se les atribuyen equivocaciones graves en la jugada anulada por presunta posición adelantada, que terminó con la pelota en la red impulsada por Mauro Boselli (ex Estudiantes de La Plata) y que hubiere representado el 1-0 parcial, en favor del elenco ‘guaraní’. (Télam)