El delantero de River Plate Matías Suárez, figura en la victoria de esta noche sobre Rosario Central, admitió que les costó adaptarse al nuevo campo de juego del Monumental, estrenado hoy luego de casi un año en obra, pero adelantó que será "una ventaja" para su equipo una vez que estén "acostumbrados".

"La cancha estaba muy rápido y nos costó al principio, pero cuando logremos adaptarnos totalmente va a ser un punto a favor para nosotros, una ventaja, no tengo dudas", apuntó el delantero.

"Nos habíamos olvidado un poquito cómo era jugar acá", bromeó también: el último partido de River en el Monumental había sido el 11 de marzo de 2020.

Ya en el análisis del encuentro, Suárez indicó: "El primer tiempo fue parejo, muy intenso también por lo que propuso Central, pero sabíamos que un gol nos abriría el partido y así fue".

"Necesitábamos estos tres puntos porque nos había dolido la derrota en el debut con Estudiantes, que fue un partido en el que le metimos mucha intensidad y se nos escapó por errores", cerró.

Por su parte, el debutante Agustín Palavecino dijo: "Me voy muy contento por la presentación y por el resultado. Es un sueño cumplido estar acá, no a cualquiera se le presenta la chance de entrar en un proyecto que viene peleando en lo más alto".

"Me ayudó entrar en un partido con una buena ventaja, traté de manejar la pelota y aprovechar la subida permanente de los dos laterales para abrir el juego. Me voy muy contento", concluyó. (Télam)