Strategos, con la monta del jockey brasileño Francisco Leandro Goncalves, le ganó hoy por dos cuerpos a El Consorte en el Clásico Horacio Bustillo, una prueba de Grupo 2 con un premio de 528.000 pesos, corrida en el octavo turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.

El ganador, un hijo de Zensational, pagó un dividendo de 1,65 por boleto - super favorito - y empleó un tiempo de 1m. 32s. 32/100 para la milla de césped.

Strategos, quien se hizo famosa en las carreras cortas de 1.000 metros, hoy demostró que tiene clase y mucha garra en la media distancia. Fue un final vibrante con El Consorte y una victoria que lo pone en los primeros planos de los mejores milleros locales.

A la punta partió Onur, seguido por Strategos y también por El Consorte, quien hoy corrió regulando su aire e hizo una excelente carrera en la recta.

Así vinieron hasta la entrada a los últimos 600 metros. Onur perdió algo de acción, en tanto que que El Consorte se puso por el lado de los palos y agarró la punta. A su lado se colocó Strategos.

El Consorte, con la monta del jockey paraguayo Eduardo Ortega Pavón, siguió firme por los palos y dio la impresión que tenía el triunfo en sus manos. Pero de menor a mayor Strategos se jugó el resto y con mucha firmeza superó al puntero a 70 metros del disco.

El ganador demostró un gran corazón para dar vuelta el trámite en los metros finales de la prueba. Segundo dos 2 cuerpos El Consorte, que a su vez venció por un cuerpo y medio a Joy Filoso.

Los parciales fueron de 24s. 06/100 para los 400 metros, 45s .40/100 para los 800 metros y 1m .09s. 81/100 para los 1.200 metros.

Strategos logró su décima victoria oficial sobre 14 presentaciones. Su récord es muy bueno, su estado es mejor y su futuro es enorme. Francisco Goncalves, su jockey, afirmó en el pesaje que "demostró que corre tanto en la media distancia como en la corta". Y es verdad. Hoy avisó que dará mucha pelea entre los mejores milleros del país.

Strategos venía de 5 triunfos consecutivos y hoy se anotó otro éxito más en el verde de San Isidro. Martín Ferro, su entrenador, sostuvo que "todavía no tocó el techo".

(Télam)