Leandro Stillitano expresó su "orgullo" por haber debutado como director técnico de Independiente y lo "conforme" que quedó tras el empate sin goles ante Boca Juniors en San Juan.

"Todavía no caí. Es un placer, un orgullo y una responsabilidad enorme. Yo soy de Avellaneda y conozco el club desde chico.", expresó, con emoción, Stillitano luego de su debut como entrenador del "Rojo".

"Antes de venir, lo hablaba con mi familia y con mi señora y les decía '¿Te acordás cuando dirigí San Martín-Atlas?'. Hoy me tocó debutar en un Independiente-Boca. Es un recorrido lindo, así que ahora disfrutar con responsabilidad y a seguir porque mañana nos toca entrenar", agregó el entrenador que inició su carrera en San Martín de Burzaco, en el ascenso argentino.

El nuevo DT de Independiente aseguró que lo que mostró el equipo en el primer tiempo es lo que se entrenó desde el inicio de la pretemporada y eso le genera "tranquilidad".

"Hay que tener en cuenta que es el primer partido y fue contra el campeón del fútbol argentino. El objetivo está puesto en Talleres pero hoy fue una muy buena prueba. Nos faltó concretar, tuvimos muchas chances y eso me deja conforme", remarcó.

El entrenador recalcó el partido "muy bueno" que realizó el delantero Matías Giménez, uno de los refuerzos, y adelantó que Mateo Baltasar Barcia será el noveno refuerzo.

"Lo de Barcia ya está cerrado y después el que venga tendrá que estar acorde a un presupuesto y tiene que saber la situación del club", indicó el exayudante de Ariel Holan.

Barcia, de 21 años, es un mediocampista que llegará desde Rentistas, de Uruguay.

Contra Boca Juniors debutaron cinco de las nueve contrataciones: Luciano Gómez, Agustín Mulet y Matías Giménez, desde el inicio, más Martín Cauteruccio y Kevin López, quienes ingresaron en el segundo tiempo.

Para cerrar el mercado de pases, el "Rojo" pretende un defensor central, preferentemente con perfil zurdo. (Télam)