El defensor Marcos Rojo despidió hoy a su exentrenador en el seleccionado argentino y de Estudiantes Alejandro Sabella y aseguró que "siempre" lo llevará con él y que lo extrañará "muchísimo" en el resto de su vida.

"Lo voy a extrañar muchísimo, siempre lo voy a llevar conmigo. Qué tristeza enorme esta noticia pero me quedo con esa noche en el country antes de volver a jugar con la camiseta que tanto amamos los dos", posteó el futbolista de Manchester United en su Instagram.

El mensaje, que tuvo una foto de ambos, recibió corazones de Ángel Di María, también dirigido por Sabella en el período 2011-2014 en Argentina, y emoticones de llanto del defensor Emiliano Insúa.

La carta de Rojo también remarcó que le enseñó y lo ayudó "a lo largo" de su carrera y que por él llegó en "gran parte" a ser lo que es en "la actualidad".

"Ahora descanse en paz, que acá lo vamos a recordar siempre. Lo quiero mucho", cerró. (Télam)