El entrenador neerlandés de Barcelona, Ronald Koeman, reconoció hoy que si no confiara en sus dirigidos no podría continuar en el cargo, ante la ola de críticas por el mal rendimiento del equipo y los rumores de cortocircuitos con Lionel Messi.

"Si no confiara en mis jugadores, no podría trabajar. Me siento cómodo. Claro que estoy preocupado por la trayectoria. Intentamos mejorar, y hay tiempo para reaccionar", dijo Koeman durante la conferencia de prensa previa al partido de este domingo contra Levante, por la 13ra. fecha de la Liga de España.

Barcelona (14 puntos) se coloca lejos del líder Atlético de Madrid (26), en uno de los peores arranques de campeonato de los últimos años, a lo que se le sumó una dura derrota en la semana contra Juventus (3-0, de local) por el cierre de su zona de la Liga de Campeones de Europa, que lo dejó segundo.

"Estamos en un momento complicado en el club, no sólo en lo deportivo. Buscamos lo mejor. La plantilla tiene ganas y sabe lo que nos falta. Puede que a algunos jugadores les cueste más, pero hay que ser pacientes. Hay que asumir y trabajar para mejorar", analizó.

"Cuando un equipo se pone delante, se encierra atrás. Aquí los clubes se saben defender y así es muy complicado. Pero hemos creado oportunidades, lo que nos hace falta es más efectividad", justificó Koeman. (Télam)