El entrenador de Boca, Sebastián Battaglia, alineó esta mañana un posible equipo para enfrentar el próximo domingo a Lanús con varios de los titulares que el martes vencieron a Always Ready, por Copa Libertadores, en tanto volvió a probar a Esteban Rolón como zaguero para luego reemplazarlo por Gastón Avila .

El once que paró el técnico en el predio de Ezeiza fue con Javier García; Luis Advíncula, Esteban Rolón (luego Gastón Avila), Marcos Rojo y Frank Fabra; Cristian Medina, Guillermo "Pol" Fernandez y Juan Ramírez; Oscar Romero; Sebastián Villa y Darío Benedetto.

De esta manera serian cinco las variantes con respecto al que jugó por la Copa debido a las lesiones de Agustín Rossi y Gabriel Aranda, el problema personal de Eduardo Salvio y las vueltas de Rojo y Villa, quienes por estar suspendidos no pueden jugar en la fase de grupos de la Libertadores.

Rossi tiene una lesión muscular en su aductor derecho, no hubo parte oficial para saber el grado de la misma y seguramente estará sin jugar por lo menos 15 días. Javier García será su reemplazante tanto en el torneo local como en la Libertadores, ya que cumplió sus dos fechas de suspensión.

El juvenil Gabriel Aranda, de buena actuación el martes, se hizo estudios, tiene un leve esguince de tobillo derecho, tampoco hubo parte médico y por precaución sería reservado.

En esa posición Boca tiene lesionados a Carlos Zambrano con un desgarro grado II en el isquiotibial derecho, a Nicolás Figal con el mismo tipo de lesión en su aductor derecho y al capitán Carlos Izquierdoz en rehabilitación de la operación en su pie izquierdo.

En una parte de la practica de hoy se probó al igual que ayer a Rolón de marcador central -su ubicación habitual es volante central o por derecha- y luego ingresó Avila, quien jugó ante el conjunto boliviano.

Rojo volvería a ser titular en defensa y capitán en defensa ante la ausencia de Izquierdoz, en el medio regresaría Cristian Medina por Salvio para volver al esquema 4-3-1-2.

En ataque Villa haría pareja con Benedetto, como lo hicieron por última vez en la victoria ante River por 1 a 0 en el Monumental.

El plantel de Boca vuelve a las practicas mañana, desde las 9, en Ezeiza, y el sábado se entrenarán en el complejo Pedro Pompilio y quedarán concentrados por la tarde en un hotel en el barrio de Monserrat.

Boca enfrenta de local a Lanús el próximo domingo, desde las 19, por la décima fecha de la Copa de la Liga Profesional y con el arbitraje de Facundo Tello. (Télam)