El pase del futbolista argentino Martín Ojeda de Godoy Cruz al Botafogo de Brasil se complicó porque la dirigencia del equipo mendocino desea que el jugador se quede en el país hasta el fin de la Liga Profesional 2022, en octubre próximo, y los brasileños quieren que se sume ahora.

El deseo de Godoy Cruz es mantener a Ojeda, de 23 años y exFerro y Racing, hasta octubre, ya que el equipo está realizando una buena campaña pero todavía esta preocupado con el tema del promedio para el descenso.

La posición de Botafogo es contraria, pagará 6.000.000 de dólares por el pase de Ojeda, en cuotas, pero ve al jugador como elemento para marcar diferencia y lo quiere ahora en el Brasileirao, señala GloboEsporte.

Si Botafogo quiere esperar hasta octubre por Ojeda, el club sólo podría utilizar al argentino en los entrenamientos a partir del próximo año.

Este problema irrita internamente a los dirigentes del Botafogo y está causando un dolor de cabeza. En un principio, la estrategia era adoptar la paciencia, pero el club ya tiene la intención de asumir una postura más firme y dar un 'ultimátum': el jugador viaja ahora o no se concreta el pase.

(Télam)