Las puertas del estadio Monumental se abrieron para los 36 mil hinchas pasadas las 17.43,con un ingreso ordenado en todos los sectores y un estricto control sanitario por el coronavirus.

Cada hincha debió colocarse correctamente el barbijo y se le tomó la fiebre y se le pidió el permiso de circulación y asistencia a eventos masivos en la aplicación CuidAR desde los diferentes anillos de seguridad.

En total, el operativo afectó a 1.000 policías de la Ciudad más el personal de Utedyc contratado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), encargados de tomar la temperatura de cada fanático.

Desde temprano se vieron largas filas para ingresar, que llegaron a extenderse por casi diez cuadras en los diferentes anillos de seguridad.

La tardanza en la apertura solamente generó algunos silbidos y abucheos por la ansiedad de los hinchas, que podrán entrar hasta las 20.

Hasta el momento, no se notificaron inconvenientes en relación a las entradas apócrifas, como sucedió el domingo contra Uruguay, aunque recién estará el balance al final del encuentro.

Click to enlarge
A fallback.

De hecho, en el choque pasado se secuestraron más de veinte entradas y una credencial de periodista apócrifas y se labraron 41 actas por diferentes irregularidades.

En el caso de la persona que portaba un cigarrillo de marihuana, se la detuvo en Udaondo y Bavio, por el que luego fue demorado por instrucción de la Fiscalía Especializada en Eventos Masivos, a cargo de la Dra. Celsa Ramírez, Secretaría del Dr. Giglio, por infracción a la Ley 23.737. (Télam)