Luis Scola, exintegrante de la Generación Dorada del básquetbol argentino, admitió tener "ganas de aprender" todos los días en su nueva función de manager deportivo (CEO) que cumplirá en el Varese, que participará de la Liga Italiana de Primera.

El exala pivote de los Toronto Raptors, Brooklyn Nets, Houston Rockets e Indiana Pacers de la NBA, de 41 años, fue designado el lunes último en este novedoso rol, tras haberse despedido del seleccionado "albiceleste" en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio

"Tengo ganas de aprender todos los días en este nuevo rol. Lo hice como jugador y ahora puedo hacerlo como directivo" enfatizó el exbasquetbolista, en conferencia de prensa de presentación.

"Estoy motivado para comenzar este proyecto, en un equipo lleno de historia, tenemos todas las credenciales para hacerlo bien y estoy seguro de que lo haremos bien" afirmó Scola, el máximo goleador histórico de los combinados argentinos.

El nuevo ejecutivo de la franquicia italiana, que intervendrá en la próxima Liga (Legabasket), contó que elaboró una propuesta para permanecer, al menos, cinco temporadas.

"Un proyecto serio no puede ser de menos de cinco años", consideró el exjugador, que concordó con el hecho de querer "cambiar las cosas a mediano plazo".

Scola también remarcó que los dirigentes que mejor lo influenciaron son los que el tuvo en la NBA.

"Todos debemos mirar a la NBA como un ejemplo para traer aquí (Italia) para innovar el sistema", dijo.

"Son más avanzados y tienen un presupuesto mayor, pero en Italia todavía podemos hacerlo bien si seguimos el ejemplo de algunas de sus cosas", aseguró.

"En mi opinión, hay tres cosas que son fundamentales para copiar en la NBA: una es el marketing, sin embargo es un poco difícil porque aquí se reduce, el análisis de los datos de evaluación (análisis deportivo) de todas las cosas y luego el desarrollo del jugador, que en la NBA es totalmente más avanzada que la nuestra. Estas son las tres áreas más importantes para copiar", describió Scola.

(Télam)