Sarmiento de Junín se entrenó este jueves a puertas cerradas pensando en el partido del sábado frente a Lanús, por la décima fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Los malos resultados desde el ascenso pusieron al entrenador, Mario Sciacqua, en el ojo de la tormenta y la caída del fin de semana contra River (2-1) en el estadio Eva Perón lo dejaron en la cuerda floja.

Los dirigentes lo respaldaron en la semana pero le hicieron saber que deberá levanta la producción de puntos (10 en este torneo) pensando en los descensos del 2022 o habrá un cambio de rumbo, según explicaron fuentes del club.

El equipo para enfrentar a Lanús todavía no se definió pero hay dos alternativas: mantener el 5-3-2 (con la entrada de Gastón Sauro por el expulsado Brian Salvareschi) o cambiar a un 4-4-2 (con el ingreso del recuperado Gervasio Núñez por el futbolista suspendido).

El resto de los nombres serían los mismos que cayeron en el final contra River, con Jonatan Torres arriba y Sergio Quiroga como segunda punta.

Sarmiento no ganó de visitante en lo que va del año, incluyendo el torneo pasado, y en este semestre solamente le sacó un empate a Colón de Santa Fe (1-1).

El "Verde" viajará mañana al mediodía hacia la ciudad de Buenos Aires y el sábado a las 15.45 saltará al estadio Ciudad de Lanús para chocar con uno de los mejores del certamen. (Télam)