Santos, equipo dirigido por Ariel Holan, afrontará el partido del próximo martes ante San Lorenzo, por la ida de la tercera fase de la Copa Libertadores, con bajas importantes y sin ritmo de competencia por la suspensión del torneo paulista.

El subcampeón de la Libertadores jugó su último partido el pasado 16 de marzo en Venezuela contra Deportivo Lara (1-1) por la segunda fase y no volvió a competir por la suspensión del torneo paulista por la pandemia de coronavirus.

Este no fue el único contratiempo que padeció el argentino Holan ya que el equipo sufrió bajas importantes en las últimas horas.

El joven mediocampista Sandry sufrió durante la práctica del viernes la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y será baja entre seis y nueve meses.

Con apenas 18 años, el mediocampista fue titular en la final de la Copa Libertadores contra Palmeiras y era una pieza importante del equipo.

Ivonei, uno de los posibles reemplazantes, tiene una lesión muscular y tampoco viajará a Buenos Aires.

A esto se suma que el colombiano Jonathan Copete (ex Vélez Sarsfield) dio positivo en el test de coronavirus y también será baja y el delantero Kaio Jorge arrastra una molestia en el muslo y está en duda.

Las complicaciones no terminan ahí ya que el venezolano Yeferson Soteldo, uno de los referentes del equipo, recién se reincorporó el viernes al plantel luego de estar dos semanas varado en Venezuela.

Una probable formación sería con João Paulo; Pará, Kaiky, Luan Peres y Felipe Jonatan; Alison, Vinicius Balieiro y Jean Mota; Marinho, Kaio Jorge o Marcos Leonardo y Soteldo o Angelo.

Santos se entrenará hoy en su predio luego de dos semanas de pretemporada en el municipio de Atibaia, ubicado a una hora del epicentro del desborde sanitario que generó el Covid-19 en San Pablo, y luego embarcará hacia Buenos Aires.

Por este mismo motivo, el "Peixe" perdió la localía y deberá jugar la revancha contra San Lorenzo el martes 13 de abril en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia. (Télam)