San Pablo, con el delantero argentino Jonathan Calleri, desde el inicio, y con su compatriota el volante Giuliano Galoppo que ingresó en el segundo tiempo, venció esta noche a Ceará por 1 a 0, en el estadio Morumbí, en el partido de ida de una de las llaves de cuartos de final de la Copa Sudamericana.

La revancha será jugada el próximo miércoles a las 19.15, en la ciudad de Fortaleza, Brasil, en la que se definirá quién enfrentará en semifinales al vencedor de la llave entre Nacional, de Montevideo, y el brasileño Goianiense, el que también por la mínima diferencia se impuso 1-0 en la ida.

Nikao, a los 25 minutos del segundo período marcó para la victoria del conjunto local, que no pudo sacar más diferencia por el tiro penal sancionado con la intervención del VAR, que ejecutó Calleri -ex Boca Juniors y All Boys- y que fue desviado por el arquero João Ricardo, a los 36 minutos.

La pena máxima surgió por una falta del defensor de Ceará Víctor Luis, que en un salto para cabecear golpeó con su brazo izquierdo el pómulo derecho de Calleri, lo que le produjo un corte y 3 minutos más tarde fue sustituido por el italiano Eder.

En tanto, el juego discreto y muy cerrado por el dispositivo de Ceará que dificultó la labor del conjunto paulista se abrió cuando a los 20 minutos de la segunda etapa ingresaron en el vencedor Galoppo -ex Banfield-, de aceptable labor como volante derecho, y el potente Nikao, en reeemplazo de Igor Gomes y Luciano, respectivamente.

Precisamente, el delantero ingresado en una llamativa maniobra entre varios adversarios sacó un remate de zurda contra la izquierda de João Ricardo, luego de los primeros cinco minutos de su ingreso.

Con este triunfo, San Pablo cortó una racha de 5 partidos sin ganar, correspondientes al campeonato de Brasil (Brasileirao) y con el que le cortó una serie de 8 victorias en hilera al conjunto visitante en la Sudamericana, los 6 de la fase de grupos y los dos de octavos de final. (Télam)