San Lorenzo, sin resolver aún los reclamos del delantero Franco Di Santo y del volante colombiano Yeison Gordillo, pudo saldar hoy la deuda con el volante Jalil Elías, quien intimó al club por medio de Futbolistas Argentinos Agremiados al igual que los anteriores.

Desde los medios partidarios de la entidad del Bajo Flores se informó que lo reclamado por el exjugador de Godoy Cruz que, "por su salario era sensiblemente menor a lo exigido por sus otros compañeros, el 'Ciclón' le abonó hoy lo que le correspondía".

En cambio, como los montos exigidos por Di Santo y Gordillo son muy elevados "a consecuencia de deudas de varios meses atrás", se estima que negociarán un plan de pagos por medio de Agremiados para evitar que puedan exigir la libertad de acción, especialmente en el caso del goleador.

A mitad de este año, cuando fracasó la transferencia del mendocino de 32 años a Boca Juniors porque no le podían abonar el salario, su representante Gustavo Goñi ya había dejado asentado que San Lorenzo mantenía "una deuda muy grande con él”.

En tanto, otros integrantes del plantel como los defensores Gino Peruzzi y Bruno Pittón irían por la misma vía para exigir lo suyo. Incluso intimaría al club el zaguero Santiago Vergini, quien ya renegoció su contrato en varias ocasiones y debe volver del préstamo en Atlético Tucumán.

La institución, que ansía levantar un nuevo estadio en el barrio de Boedo, debe cancelar en el corto plazo otras deudas como la de más de dos millones y medio de dólares que tiene con el Palestino de Chile por la transferencia del defensor Paulo Díaz.

Click to enlarge
A fallback.

Por esta deuda el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) falló en contra del equipo de Boedo y lo inhibe de incorporar jugadores en el próximo mercado de pases. (Télam)