San Lorenzo debutó en la Serie Río de la Plata con una derrota 5-4 en definición por tiros penales, luego de empatar sin goles en los 90 minutos regulares con Independiente del Valle, de Ecuador, que así se adjudicó la Copa denominada Emiliano Alfaro en homenaje a un futbolista uruguayo, en un partido disputado en el Campus de Maldonado.

El primer partido de San Lorenzo en la Serie Río de la Plata tuvo las mismas características de la mayoría de los encuentros de esta particular competencia que tiene ganadores de trofeos en cada partido y no un campeón entre los 19 participantes de Argentina, Uruguay, Perú y Ecuador.

Y fue justamente el único representante de este último país, el vigente campeón de la Copa Sudamericana, Independiente del Valle, el rival de los dirigidos por Rubén Insúa, que como ellos también jugaron al ritmo de lo que provoca en el físico de los jugadores esta parte de la pretemporada post mundialista.

El juego lento, donde la posesión le gana siempre a la dinámica para que no haya desgastes de piernas, hizo que los ecuatorianos dirigidos por el entrenador argentino Martín Anselmi, de solo 37 años, se manejaran con más comodidad y en esa impresión visual de dominio también estuvieron implícitas las mejores opciones para su equipo a lo largo del partido.

Pero dentro de ese panorama San Lorenzo trató de contrarrestar el mejor accionar con la pelota de su rival con cierta reciedumbre, lo que hizo que el desarrollo se recalentara el algunos pasajes y obligara al árbitro uruguayo Esteban Ostojich a mostrar algunas tarjetas amarillas.

Y en la definición por tiros penales el que se lució fue el arquero de los ecuatorianos, Kleber Pinargote, que ingresó en el entretiempo en lugar del titular, Moisés Ramírez, y contuvo los disparos desde los 12 pasos de Nahuel Barrios y Diego Calcaterra.

Los próximos dos pasos de San Lorenzo en esta competencia tendrán lugar, siempre a partir de las 21.30, el próximo martes frente a Peñarol, en su estadio Campeón del Siglo de la capital uruguaya, y cerrará el sábado 21 frente a Danubio, en el Centenario de Montevideo. (Télam)