El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, remarcó hoy que el fallecido Alejandro Sabella merece "un gran homenaje" y que hoy, a pesar de cumplirse dos años de la final ganada a Boca en la Libertadores en Madrid, es un "día triste" para el fútbol.

"Sabella merece un gran homenaje y hoy es un día triste, más allá que para los hinchas de River se cumplen dos años de la victoria histórica contra Boca", apuntó el directivo.

"Cuando le tocó jugar en River mostró todo su nivel y luego colaboró en otras estrellas como asistente de Daniel Passarella. Lamentablemente para él, le tocó convivir con el Beto Alonso en el equipo y eso lo llevó a pelear desde atrás", recordó D'Onofrio en ESPN.

Y las sombras de sus competidores se manifestó en sus primeros pasos durante River (118 partidos y 11 tantos), a donde jugó entre 1970 -debutó en el '74- y 1978.

En el equipo de Núñez siempre tuvo por delante a Norberto Alonso, figura e ídolo, aunque alternó en muchas ocasiones cuando el entrenador era otro histórico como Angel Labruna, y se llevó tres estrellas en su mochila cuando emigró a Inglaterra para jugar en el Sheffield United. (Télam)