Rosario Central será local el miércoles en el estadio Florencio Sola, de Banfield, en el sur de conurbano bonaerense, cuando reciba a las 21.30 a Huachipato de Chile por la quinta fecha del Grupo A de la Copa Sudamericana.

De este modo, el "canalla", obligado a cambiar su localía por la restricción para los vuelos internacionales en el aeropuerto de Rosario, no será local en el Nuevo Gasómetro de San Lorenzo, en el barrio porteño del Bajo Flores, ya que no lo permitieron la autoridades porteñas.

"Vamos a ser locales en Banfield porque la Secretaría de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires no autorizó a jugar el partido en el estadio de San Lorenzo, ya que adujeron que ese día tiene otros dos partidos: el de Vélez y el de River", dijo esta tarde a Télam el vicepresidente primero de Central, Ricardo Carloni.

"Primero no pudimos ser locales en el Gigante de Arroyito porque Huachipato no aceptó nuestro pago del chárter local entre Ezeiza y el aeropuerto de Rosario, ida y vuelta, y se apegó al reglamento de la Conmebol, que no permite un traslado en micro en distancias mayores a 150 kilómetros", agregó el dirigente.

"Y después la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) no autorizó que el vuelo de Latam llegara y partiera desde el aeropuerto de Rosario", explicó.

"Ahora la Secretaría de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires no acepta que juguemos en el Nuevo Gasómetro porque hay otros dos partidos. Es increíble, no nos autorizan a jugar un partido sin público y en un horario restringido, es decir a las 21.30", concluyó Carloni.

Huachipato de Chile encabeza el Grupo A de la Sudamericana con 8 puntos, seguido por Central con 7; 12 de Octubre de Paraguay, con 5, y San Lorenzo, con 1. (Télam)