Daniel Montenegro renunció hoy como director deportivo de Independiente y agudizó la grave crisis institucional, económica y deportiva del club, mientras que los principales dirigentes aguardan por una respuesta de Julio César Falcioni, quien puso como condición para hacerse cargo nuevamente del plantel profesional la unidad de las tres listas de candidatos a presidentes en las elecciones, que aún no tienen fecha de realización.

"Nos sentimos cómodos en todo momento pero es complicado hablar ahora, voy a esperar un tiempo", señaló el "Rolfi" tras haber presentado esta mañana su salida indeclinable.

"De mi parte quedó clara la decisión de no continuar con Julio Falcioni como entrenador a comienzos de este año, cuando trajimos a Eduardo Domínguez como DT. Yo no me voy porque lo quieran de nuevo, son otras cosas las que hay detrás", explicó el exfutbolista en declaraciones realizadas en el predio de Villa Domínico, adonde fue a despedirse del plantel.

"Mucha gente está detrás con la idea de destruir todo en el club y me soltaron la mano después de nuestro inicio", apuntó el "Rolfi", quien se refirió sin mencionarlo a Héctor "Yoyo" Maldonado, secretario general del club, con quien se desgastó el vínculo, ya que cada vez que avanzaba con la contratación de un jugador luego le decían "no hay dinero", según dijeron a Télam desde el entorno del exmánager.

Según detallaron las mismas fuentes, en cada contratación le respondieron que no había "plata", como sucedió con Rodrigo Aliendro "al que tenía apalabrado", y quien se incorporó a River en el reciente mercado de pases.

Independiente atraviesa, como en la época en la que descendió a la B Nacional en 2013, una grave crisis.

Tras el anuncio del "Rolfi", el entrenador interino Claudio Graf también pegó el portazo.

De cara al partido del próximo lunes contra Colón en Santa Fe, por la 11ma. fecha de la Liga Profesional, quien dirigirá al equipo será Juan José Serrizuela, quien integró el equipo campeón del Apertura 2002, el último título local que ganó Independiente.

"Se tiene que cortar esto, es imposible", analizó Montenegro en diálogo con los medios de comunicación presentes tras presentar su renuncia.

En apoyo de la decisión de Montenegro salió este mediodía Jorge Burruchaga, exmánager del club cinco años atrás, cuando Ariel Holan era el entrenador: "No me sorprende lo del 'Rolfi'. Por eso me fui. Es muy difícil trabajar cuando Maldonado quiere hacer lo que se le ocurre a él", dijo en TyC Sports.

La oposición, entre quienes se destacan el periodista Fabián Doman y el diputado nacional Cristian Ritondo, de Juntos por el Cambio, aparece como la principal alternativa entre los socios, por encima de la candidatura de Claudio Rudecindo, quien ya prometió "acompañar" a la otra lista si hay elecciones dentro de "un mes".

La fecha todavía no es oficial pero todo indica que el domingo 28 de agosto, fin de semana en el que el "Rojo" será local ante Vélez, se realizarían los comicios que reclaman las agrupaciones opositoras.

Además, Hugo Moyano, actual presidente, se despidió de los empleados durante la Asamblea General del pasado viernes y no participaría en estas elecciones.

"Les agradezco mucho a todos por la colaboración brindada en todo este tiempo", dijo el histórico dirigente del gremio camioneros a los empleados del club, que están al día a nivel salarial tras la venta del volante Alan Velasco.

La economía del club se sostuvo en los últimos meses por la partida de Velasco, de 19 años, al F.C. Dallas de los Estados Unidos, a cambio de 7,5 millones de dólares.

El clima caliente tocó su pico máximo el viernes pasado en la sede social ubicada sobre la avenida Mitre de Avellaneda, cuando la policía bonaerense reprimió a un numeroso grupo de hinchas que voltearon vallas de contención, cuando intentaron cortar la salida de la dirigencia que encabeza Moyano por una puerta ubicada en la parte trasera del edificio.

Hubo 48 detenidos (47 hombres y una mujer), quienes quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, a cargo del fiscal Mario Walter Prieto, por desmanes en la vía pública y resistencia a la autoridad, entre otros cargos. Fueron liberados durante la jornada del sábado.

La violencia en los alrededores de la sede del club dejó además un total de 15 policías heridos, dos patrulleros rotos y numeroso mobiliario público dañado.

En ese contexto, el partido que debía jugarse el sábado en Avellaneda ante Atlético Tucumán fue suspendido y se jugó el domingo a las 11 de la mañana en la cancha de Platense y sin público presente, con el triunfo del conjunto tucumano por 1-0.

Así las cosas, el "Rey de Copas" navega en mares tormentosos y con un destino incierto, mientras negocian la vuelta de Julio Falcioni, el mismo al que no le renovaron a finales del año pasado, aunque la condición ahora es clara: "Unidad o nada". (Télam)