El defensor colombiano Rafael Pérez y el arquero Facundo Altamirano se hicieron hoy la revisión médica y quedaron a un paso de firmar sus respectivos contratos para sumarse a San Lorenzo.

"Estoy muy contento. Es un buen momento en mi carrera y esperemos que todas las cosas salgan bien", dijo Pérez en su salida de una clínica porteña.

"Tengo una nueva ilusión y esperemos que pueda ser por mucho tiempo", indicó el ex defensor de Talleres de Córdoba.

Pérez, de 33 años, vio frustrada su transferencia a Junior de Colombia por una posible pubalgia: "Yo estoy muy tranquilo, hice la pretemporada normal con Talleres. La gente que sigue el futbol argentino ha podido mirar mi regularidad en los últimos tres años, sin ningún tipo de problemas".

Altamirano también manifestó su satisfacción por sumar al "Ciclón", luego de su paso por Patronato de Entre Ríos: "Me sedujo San Lorenzo. Es un club grande, con todo lo que conlleva. Espero que se pueda resolver todo para arrancar a entrenar".

La llegada de Altamirano implicará una competencia con Augusto Batalla, quien arregló su continuidad en el club: "Me ha tocado pelearla en todos lados a los que fui, no tengo ningún problema. Siempre estoy dispuesto a sumar, con buena leche. Obviamente uno quiere jugar, pero después decidirá el técnico".

Por otra parte, San Lorenzo, que realiza la pretemporada en Uruguay, disputó hoy un amistoso ante el City Torque uruguayo y empató sin goles, el día después de la derrota 1-0 ante Peñarol.

El entrenador, Rubén Darío Insúa, dispuso la siguiente formación: José Devecchi; Diego Calcaterra, Gastón Campi y Gastón Hernández; Gonzalo Luján (Juan Goyeneche), Jalil Elías, Elián Irala y Malcom Braida; Nahuel Barrios, Andrés Vombergar y Adam Bareiro. (Télam)