Quimsa de Santiago del Estero intentará mañana quedarse con la Copa Intercontinental de básquetbol, en el duelo que sostendrá con San Pablo Burgos de España, en partido que se jugará en el estadio de Obras Basket.

El encuentro se disputará desde las 18 en el Templo del Rock, del barrio de Núñez. Habrá televisación en directo de las señales TV Pública y DeporTV.

El conjunto santiagueño, dirigido por Sebastián González, adquirió el derecho de jugar la final tras adjudicarse en octubre pasado en Montevideo la edición 2020 de la Básquetbol Champions League América (BCLA), al ganarle a Flamengo de Brasil, por 92 a 86.

Por su lado, el elenco español se quedó con la medalla de oro en el Final Eight de la Basketball Champions League (BCL) que se celebró en Atenas, cuando en octubre pasado también superó en la definición al local AEK, por 85 a 74.

“Es el partido más importante en la carrera de cada jugador de Quimsa. Es como un desafío enorme, algo soñado. Es la posibilidad de medirse contra un equipo de la ACB y ver dónde estamos parados” sostuvo Mauro Cosolito, escolta de la ‘Fusión’ al sitio de la Confederación Argentina (CABB).

Por su lado, el tirador cubano Jasiel Rivero (ex Estudiantes de Concordia y Boca Juniors), una de las principales armas de gol del equipo español, manifestó que los dirigidos por Joan Peñarroya no se pueden confiar porque “se trata de un partido único y cualquier cosa puede pasar”.

“Quimsa es un equipo top de la Argentina. Tiene un plantel largo y deberemos estar concentrados desde el primer minuto para evitar algún susto”, expresó a UCU Web Radio.

En el historial de esta competencia, Obras Sanitarias es el único equipo argentino que ganó el trofeo, en la edición 1983, cuando derrotó al Pallacanestro Cantú, de Italia

Además, el mismo Obras (1984), Ferro Carril Oeste (1986) y Olimpia de Venado Tuerto (1996) se clasificaron subcampeones.

Durante la última edición del torneo (2020), en Santa Cruz de Tenerife, el local Iberostar venció a Virtus Bologna, de Italia, por 80-72, para quedarse con el título. En tanto, San Lorenzo logró el tercer puesto, al derrotar al Río Grande Valley Pipers de la ‘G-League’ de la NBA, por 96 a 90.

(Télam)