El italiano Federico Marchetti, arquero del Genoa, jamás hubiese imaginado el espectacular choque que protagonizaría su Ferrari, cuando la dejó en el lavadero antes de entrenar.

El futbolista de 37 años dejó su modelo 812 Superfast en el establecimiento, desde donde le prometieron que se lo alcanzarían luego de limpiarlo. Pero el coche quedó a mitad de camino y en lamentables condiciones.

Uno de los empleados se lo llevaba de regreso a la ciudad deportiva Signorini, cuando perdió el control y lo estrelló ¡Contra cinco automóviles! Marchetti estaba en la primera jornada de entrenamiento semanal, luego del triunfo ante el Bolonia por 2-0 del cual no participó, ya que es suplente de Mattia Perin.

Ferrari modelo 812 Superfast

Según relató el inexperto conductor, protagonizó un tremendo accidente en Via Pacoret de Saint Bon, cerca del aeropuerto de Génova, luego de no poder controlar tamaña máquina cuando tomó una curva previa al ascenso a la autopista.

Así fue que golpeó el guardarraíl dañando la parte delantera del auto y como si fuera poco, se desvió de la carretera chocando a otros cinco vehículos que se encontraban estacionados en enfrente.

Afortunadamente, el empleado no sufrió lesiones graves y Marchetti, desde su cuenta en Instagram sólo publicó: “Lamento mucho lo que pasó. Gracias a Dios nadie resultó herido y esta es la noticia más importante. Espero no leer más sobre las cosas malas que vi hasta ahora”