Carles Tusquets, presidente de la Comisión Gestora de Barcelona y titular interino del club tras la renuncia de Josep Maria Bartomeu, reconoció hoy que hubiera vendido a Lionel Messi en el último mercado de pases para sanear la "pésima" situación económica.

En declaraciones a la radio catalana RAC1, Tusquets reconoció que "habría sido deseable" vender a Messi en el último "verano" europeo cuando el rosarino expresó su deseo de irse del club.

"Económicamente hablando, porque eso se tiene que consensuar con el cuerpo técnico", agregó Tusquets, quien asumió interinamente la conducción del club tras la renuncia de Josep María Bartomeu.

"La Liga está estableciendo ahora límites salariales, y esto (una venta de Messi) nos habría ayudado en ese sentido", explicó el dirigente ante la posibilidad de que el capitán se pueda marchar en junio cuando termine su contrato sin dejarle plata al club.

Tusquets también se refirió a la "pésima" situación económica y financiera del club catalán y ante la consulta sobre un posible regreso del brasileño Neymar, admitió que solo se podría concretar si llega "gratis".

"Si viene con la carta de libertad, gratis, si que se puede plantear su fichaje. Si no se vende no hay dinero para pagar en fichajes a no ser que el próximo presidente tenga un milagro en el bolsillo", argumentó. (Télam)