Por la continuidad del goleador histórico Damián Akerman, cuando había resuelto apartarlo del plantel, el técnico Gastón Coyette y su cuerpo de trabajo presentó hoy la renuncia al cargo del equipo que participa del torneo de la Primera Nacional.

El entrenador, de 46 años, decidió pegar un portazo e irse, cuando tomó nota de que la Comisión Directiva del club no acordaba con una postura que había tomado en su carácter de cabeza de grupo.

Durante la semana, Coyette, exDT de Chacarita y Alvarado de Mar del Plata, se juntó con Akerman, de 42 y máximo anotador en la historia de la institución, para comunicarle que “no iba a tenerlo en sus planes”.

Ante el revuelo que tomó tal determinación, sobre todo a partir de hinchas que se expresaron por redes sociales, la CD quiso despegarse de la medida asumida por el técnico advirtiendo, a través de un comunicado, que el jugador tenía “las puertas abiertas para seguir respetando el contrato firmado hasta diciembre” y retirarse cuando él “lo creyera conveniente”, según dijo en el texto.

Ante tamaña desautorización de parte de los directivos, el director técnico consideró pertinente dar un paso al costado y renunciar al cargo, cuando solamente había dirigido dos partidos, en reemplazo de Alejandro Orfila.

De esta manera, Deportivo Morón informó hoy que la dupla integrada por Alejandro Migliardi-Joaquín Iturrería “comenzarán a trabajar con el equipo” y dirigirán el duelo del lunes ante Deportivo Riestra, por la 17ma. fecha del torneo. (Télam)