El entrenador Juan Antonio Pizzi perdió otra final por goleada desde que se hizo cargo del primer equipo de Racing, en enero de este año, y su continuidad vuelve a ponerse en duda por parte de los hinchas "académicos".

La derrota por 3-0 de esta noche ante Colón de Santa Fe en la final de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol se suma a la sufrida por 5-0 ante River Plate en el marco de la Supercopa Argentina hace tres meses atrás.

Dicha caída ante el "Millonario" fue un antes y un después en la relación de Pizzi con los simpatizantes del club, que comenzaron a criticar su trabajo y a exigirle triunfos.

Más allá del abultado resultado adverso en la primera final, a Pizzi se le comenzó a reclamar por la falta de una clara idea de juego y la actitud de algunos de sus jugadores que bajaron el nivel.

En medio de la crisis futbolística, el DT "albiceleste" continuó perdiendo crédito por no poder enderezar el rumbo de su equipo y su salida del club comenzó a instalarse semana tras semana.

El flojo rendimiento en el torneo local se contrastó con la solidez mostrada en el Grupo E de la Copa Libertadores de América, el torneo con el que Pizzi volvió a fortalecerse al frente del equipo.

En una semana clave para su continuidad, Racing consiguió la clasificación a la fase final de la Copa de la Liga y se aseguró el boleto a la segunda ronda del torneo continental.

Así, la incertidumbre futbolística y las críticas constantes al juego del equipo comenzaron a desaparecer de a poco y los hinchas volvieron a confiar en el DT que había llegado para reemplazar a Sebastián Beccacece, que a pesar de tener el crédito abierto se fue, por lealtad, junto al manager Diego Milito, que lo había llevado.

Los triunfos por penales ante Vélez Sarsfield y Boca Juniors en la fase final del torneo hicieron que los hinchas se ilusionaran en volver a gritar campeón en el partido decisivo ante Colón.

La abultada derrota frente al "Sabalero" dejó expuesto al entrenador, que nuevamente no supo qué hacer para revertir la supremacía del rival de turno en un encuentro definitorio.

La participación de Racing en la actual edición de la Libertadores (en octavos se medirá ante San Pablo de Brasil) es el torneo que definirá el futuro de Pizzi al frente del primer equipo "académico". (Télam)