El presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata, Gabriel Pellegrino, reconoció que la decisión de Sebastián Méndez de no continuar se debe a una cuestión emocional, ya que “está muy mal anímicamente”, al tiempo que indicó que hubo un llamado a Guillermo Barros Schelotto pero ”tiene decidido seguir trabajando en el exterior”.

En diálogo con Télam, Pellegrino contó que “Méndez nos comunicó la decisión ayer, no lo pudimos convencer, pasaron las horas y tampoco pudo el plantel. Se llevaba muy bien con Maradona, tenían una gran relación, es una persona que está devastada y no estaba en condiciones de estar frente al plantel. Tuvo sus códigos y hay que respetarlo”.

“La idea es, después del partido con Vélez, sentarnos y pensar bien lo que debemos hacer. Hay que apoyar al plantel, al cuerpo técnico que se hizo cargo y sacar este momento adelante”, agregó.

El presidente también se refirió a la no suspensión de la fecha y puntualizó que “Maradona se merecería tener muchos homenajes, será una fecha atípica, nunca se manejó la chance de no jugar. Todos pensamos que Diego pensaría que el mejor homenaje que se le puede hacer es jugar”. (Télam)