El experimentado zaguero Paolo Goltz será baja en Colón de Santa Fe para el inicio del nuevo torneo de la Liga Profesional de Fútbol, en el que debutará de visitante con Atlético Tucumán el sábado 4 de junio, ya que en las últimas horas se confirmó que padece un desgarro en el cuádriceps derecho.

De acuerdo al parte médico del "sabalero", el defensor sufrió la lesión en la derrota ante Peñarol, en Montevideo, por la sexta fecha de la Copa Libertadores, el último miércoles, y estará inactivo por tres semanas, lo que le demandará la recuperación.

De ese modo, no estará en la apertura con Atlético Tucumán y también se perderá el clásico santafesino ante Unión, por la segunda fecha del campeonato de la LPF.

Se estima que estará reestablecido para el partido de ida frente a Talleres de Córdoba, por los octavos de final del torneo continental, a jugarse cerca de fin de junio en el estadio Mario Alberto Kempes.

A la vez, el entrenador Julio César Falcioni, además de esa ausencia, podría lamentar otras bajas, que serían más sensibles porque resultarían definitivas: se trata de las salidas del volante Rodrigo Aliendro, pretendido por Independiente, y del delantero Lucas Beltrán, a quien requiere de regreso River Plate.

Por el mediocampista el club de Avellaneda está dispuesto a formular una oferta, a pedido del anterior técnico de Colón, Eduardo Domínguez, actualmente al frente del plantel del 'Rojo'.

En cuanto al atacante, la institución de Núñez aplicaría la cláusula de retorno en caso de que el jugador cedido hasta diciembre próximo le fuera necesario a mitad de año, por lo que en su reemplazo ofrecería al delantero colombiano de la reserva Flabián Londoño Bedoya, a préstamo hasta diciembre de 2023, sin cargo y sin opción de compra.

Eso sería a requerimiento del DT "millonario", Marcelo Gallardo, para contar con otra variante ante la partida del goleador Julián Álvarez hacia Manchester City, de la Premier League inglesa. (Télam)