El defensor Paolo Goltz se entrenó este sábado con Colón de Santa Fe, su nuevo club, tras pasar la revisión médica y firmar por una temporada.

El exfutbolista de Gimnasia y Esgrima La Plata llegó a cambio de 200 mil dólares, que la dirigencia santafesina abonará en pagos diferidos, y cumplió su deseo de estar cerca de su familia, radicada en Hasenkamp, vecina de Paraná, para afrontar los últimos años de carrera.

La negociación entre los clubes duró alrededor de una semana, ya que Gimnasia quería dinero como resarcimiento para su salida y también se mostraron interesados Patronato de Paraná y Newell's Old Boys de Rosario.

Goltz, de 35 años, pasó por Huracán, Lanús, Boca y América de México a lo largo de su carrera. En ella sumó una Copa de la Liga Profesional, una Supercopa Argentina, una Copa Sudamericana, una Liga de México y una Copa de Campeones de la Concacaf.

El otro que está cerca de incorporarse es el uruguayo Rodrigo Amaral, con pasado en Racing, que llegará en condición de agente libre desde Nacional de su país.

De esta manera, el volante ofensivo, que en el conjunto de Avellaneda no se asentó y terminó en la División Reserva, buscará una revancha en el fútbol argentino. (Télam)