Palmeiras derrotó esta tarde a Santos por 1-0, con un gol en tiempo de descuento, y se adjudicó la Copa Libertadores edición 2020, cuya final se celebró en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, con un aforo limitado, por la pandemia del coronavirus.

Un cabezazo del delantero Breno, a los 53 minutos del segundo período, definió el pleito entre equipos brasileños y le otorgò al elenco `verde' su segundo trofeo continental, a lo largo de la historia. El árbitro fue el argentino Patricio Loustau, de correcta tarea. (Télam)