El alero de Los Angeles Clipers y una de las figuras de la NBA, Kawhi Leonard, no tiene fecha del regreso a la actividad según lo anunciaron los médicos tras la operación que le realizaron el martes pasado de un desgarro parcial del ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha, según lo anunció la franquicia angelina.

La lesión del astro no fue dada conocer de manera clara y explícita pero lo concreto es que una operación de los ligamentos puede demandarle alrededor de 9 meses afuera de las canchas, perdiéndose más de la mitad de la próxima serie regular.

El equipo comenzará a preparar la próxima temporada a finales de septiembre pero no se conoce cuando podrá contra con el alero de 2,01 metros y 30 años, que jugó en San Antonio Spurs, fue compañero del argentino Emanuel Ginóbili, y Toronto Raptors, siendo campeón con ambas franquicias, señaló NBA.com.

Leonard se lesionó durante el último cuarto de del cuarto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste contra los Utah Jazz el pasado 14 de junio y se perdió los últimos ocho partidos de playoffs de los Clippers, que anunciaron que sufría un esguince de rodilla derecha.

La rodilla de Leonard es la principal preocupación de los Clippers en la postemporada porque es el jugador franquicia. Kawhi promedió 24,8 puntos, 6,5 rebotes y 5,2 asistencias en 52 partidos de temporada regular, en la que tuvo que lidiar con problemas físicos, pues sufrió una lesión en el pie en abril.

Leonard posee las manos más grandes de la NBA ya que abiertas miden 28.6 centimetros desde la punta del dedo pulgar hasta la punta del dedo meñique, 31 más extensas que los 24 de diámetro que mide un balón oficial de baloncesto. Debido a sus enormes manos es apodado de The Claw (La garra).

(Télam)