El plantel de Nueva Chicago comenzó hoy la parte más exigente de la pretemporada, para encarar la recta final de la preparación, previo al arranque del campeonato de la Primera B Nacional de fútbol, pautado para febrero.

El equipo dirigido por Tomás Arrotea, el que mayor cantidad de movimientos diseñó en este mercado de pases, desarrolló labores físico-tácticas en un predio de la ciudad de Ezeiza.

La delegación "verdinegra" está compuesta por los 19 refuerzos que llegaron al club de Mataderos para este certamen.

La nómina completa comprende a los arqueros Daniel Monllor, Facundo Ferrero, Augusto Bottini y Juan Cruz Carranza; los defensores Gustavo Mendoza, Alan Lorenzo, Matías Fernández, Lucas Vesco, Brayan Sosa, Ivo Gutiérrez, Juan Manuel Fedorco, Facundo Monteseirín, José Tomino, Franco Cáceres, Ezequiel Paz, Julián Gauna y Tobías Ostchega.

Los mediocampistas Gaspar Vega, Diego Mercado, Leonardo López, Tomás Rodríguez, Ezequiel Gallegos, Román Digión, Gustavo Fernández, Luciano Romero, Ignacio Zanzi, Gastón Ada, Matías Bergara, Lautaro Ortega y Esteban Obregón.

Y los delanteros Nahuel Rivero, Agustín Curruhinca, Aaron Spetale, Ezequiel Naya, Maximiliano Brito y Gastón Espósito.

El primer partido oficial de la entidad de Mataderos en esta temporada 2023 será el clásico frente a All Boys, en Floresta y durante el primer fin de semana de febrero, por la jornada inaugural del torneo de la PN, zona A.

(Télam)