El flamante séptuple campeón de la Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton, calificó de "inaceptable" el episodio de racismo denunciado por Estambul Basaksehir en su duelo de ayer ante París Saint-Germain, por la Liga de Campeones de Europa, y por el que los dos equipos se retiraron del campo de juego.

"Respeto la decisión de los equipos, demostraron que no se puede tolerar más un episodio de racismo", escribió Hamilton en su cuenta de la red social Instagram, informó la agencia de noticias ANSA.

Los jugadores de PSG y Basaksehir acordaron ayer abandonar el campo de juego luego de que el árbitro Ovidio Hategan expulsara al camerunés Pierre Webó, asistente del DT del equipo turco.

Webó acusó a Sebastian Coltescu, cuarto árbitro, de utilizar el término "negro" para referirse a los jugadores de su equipo, uno de los cuales, Demba Ba, discutió enfáticamente con los jueces antes de que los futbolistas abandonaran el terreno.

El partido, suspendido a los 15m del primer tiempo con el marcador en blanco, se reprogramó para este miércoles.

"Espero que se tomen medidas", completó Hamilton luego de que la UEFA anunciara una "profunda investigación".

El piloto británico se mostró muy activo durante toda la temporada de la F1 para respaldar el movimiento que combate el racismo "Black Lives Matter". (Télam)