El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, aclaró que no piensa "para nada en dimitir", luego de la derrota de este martes por 2-0 ante el Shakhtar Donetsk en la Liga de Campeones.

Aunque reconoció que el equipo "atraviesa un momento delicado y una mala racha de resultados", dijo que es "optimista" para lograr el pase a los octavos de final.

"No, para nada, no voy a dimitir. Hemos tenido momentos delicados y siempre los vamos a tener. Esto es una mala racha a nivel de resultados, esa es la realidad, pero hay que seguir. Era una final y la preparamos muy bien, hicimos una gran primera parte y ahora sabemos que falta un partido y tenemos que ganar y pensar en pasar de ronda", expresó.

"Por eso voy a darlo todo, como los jugadores. En la Liga de España ante Alavés no merecimos ganar porque no hicimos un buen partido, pero hoy sí. Por ello tenemos que levantar la cabeza, recuperarnos y pensar en el próximo partido", insistió durante la conferencia de prensa pospartido.

El francés consideró, en declaraciones que reprodujo Ansa, que se "juntaron muchas cosas, pero no fue cuestión de juego porque los futbolistas lo están haciendo bien".

"Lo único es que nos cuesta meter el primer gol que nos haga el partido más fácil. Es un momento complicado, pero hay que sacar nuestro carácter y orgullo", arengó.


(Télam)