El entrenador de Boca Juniors, Hugo Ibarra, avisó que "no hay que desesperarse por un triunfo", tratando de poner paños fríos luego de la victoria con buena actuación de su equipo sobre Estudiantes de La Plata por 3 a 1, ya que el equipo "está reconstruyéndose después del golpe que significó la eliminación de la Copa Libertadores".

"No hay que desesperarse por este triunfo del equipo. Debemos estar tranquilos e ir paso a paso, porque hoy el equipo jugó bien, pero yo encontré un plantel dolido por la eliminación de la Libertadores que recién ahora se está recomponiendo", indicó Ibarra.

"Por ejemplo hoy en la mitad de la cancha estuvieron bien Alan Varela y Juan Ramírez. Pero atención que yo estoy acá hace 15 días, así que es muy poco tiempo para analizar este rendimiento en comparación con lo que venía de antes", reflexionó.

Posteriormente, el formoseño de 48 años eligió "tirar la pelota afuera" cuando fue interrogado respecto de la salida del excapitán, Carlos Izquierdoz.

"De Izquierdoz no puedo hablar mucho porque lo tuve poco tiempo, pero en su lugar tengo a Carlos Zambrano, Marcos Rojo (el nuevo capitán), Facundo Roncaglia que recién llegó y el pibe Nahuel Genéz", apuntó. En ese puesto de marcador central se acaba de ir Gastón Ávila al Amberes, de Bélgica, mientras que está lesionado Gabriel Aranda.

"Pero hoy me voy contento por lo que hicieron los jugadores, ya que se brindaron y jugaron bien. Y debutó Martín Payero, que lo puse de extremo por una necesidad, pero lo quiero usar como interior", refirió respecto del ex-Banfield, ante la consulta de Télam.

Un jugador que puso como titular, por segundo partido consecutivo fue el delantero Luis Vázquez, que esta misma semana puede irse a Brujas, de Bélgica. Dos triunfos y dos derrotas en cuatro partidos al frente del primer equipo "xeneize" son, como dice Ibarra, "para no desesperarse". (Télam)