Nievre, con la monta del jockey Esteban Torres, ganó hoy por la cabeza sobre Dreaman el Gran Premio República Argentina, una prueba de Grupo 1 con un premio de 8.000.000 pesos que se corrió en el décimo turno de la reunión en el hipódromo Argentino de Palermo.

El ganador, un hijo de Catcher In The Rye, pagó un dividendo de 24,00 pesos por boleto y empleó un tiempo de 1m 59s 41/100 para las 20 cuadras de arena seca.

Fue el día de Edgardo Martucci, un entrenador cada tanto suele dar sorpresas como la que dio hoy con Nievre. " El mérito es del peón y del jockey", dijo un emocionado Martucci al recibir el trofeo.

Alibabá Song agarró la punta y vino junto con Remen y con Pay The Man. Así vinieron marcando los tiempos de la carrera. Remen se colocó adelante antes de entrar a la recta, mientras que Alibabá Song siguió metiéndole presión. Más atrás vinieron Special Dubai, Nievre y Bamb Craf.

Ya en la recta final Alibabá Song se puso rápido en la punta.En una línea vinieron Remen, Pay The Man y Nievre y Dreaman.

En los 300 metros finales la carrera fue quedando para Dreaman por el lado de afuera y para Nievre por el lado de adentro. Y de ahí en más hubo 200 metros mano a mano entre Nievre y Dreaman. Adrenalina pura en todo el público que llenó las tribunas de Palermo.

El final, en el mismo disco, fue por una cabeza para Nievre. Dreaman no pudo y el tercer puesto a 3 cuerpos fue para Lord Of Lords, que vino desde muy atrás. El favorito Special Dubai no agarró chapa en el marcador rentado.

Los parciales fueron de 23s 18/100 para los 400 metros, de 44s 52/100 para los 800 metros, de 1m 10s 29/100 para los 1,.200 metros y de 1m 34s 75/100 para los 1.600 metros.

Nievre alcanzó hoy la victoria más importante de una campaña de 3 triunfos oficiales sobre 5 competencias.Fue sorpresa, pagó un muy lindo dividendo de 24,00 por boleto para la alegría de la gente del stud Rodolfo Pedro.

Una linda carrera, un final emotivo y bien cerrado y un dividendo de fiesta. Edardo Martucci, el entrenador de Nievre, dijo" hoy la fiesta va larga". Y se lo merece como entrenador y como persona. A festejar. (Télam)