Newell's Old Boys no pudo ganar a lo largo de sus siete presentaciones en Brasil, pero al menos esta noche rescató un empate sin goles en su visita a Goianense, por la primera fecha de la Zona F de la Copa Sudamericana, que quizá puede resultarle valioso al final de esta fase de grupos inédita en este certamen y que se completará en cinco semanas.

El equipo argentino, que nunca pudo ganar en sus seis incursiones a Brasil por las distintas competiciones sudamericanas, salió a jugar al "estilo Germán Burgos", que no es otro que el que suele practicar su "alter ego" Diego Simeone en Atlético de Madrid, vale decir la vieja pero productiva "media inglesa", que no es otra cosa que no perder como visitante y tratar de sumar todo de local.

Por eso el partido, ante la falta de recursos de su rival brasileño, puso de manifiesto un desarrollo de pobre recorrido de punta a punta, que se jugó lejos de los arcos, en rigor de verdad más lejos del de los brasileños que de los rosarinos.

Es que los dos otros dos participantes de esta zona F son Palestino, de Chile, y el más poderoso Libertad, de Paraguay, que dirige el argentino Daniel Garnero, y que surge como el rival más fuerte en la lucha por ese primer puesto que es el único que permite acceder a la siguiente fase de este certamen que por primera vez en la historia cuenta con fase de grupos.

Claro que esa idea de juego, que se da de narices con el histórico "paladar negro" de los ñulistas, no es tan del gusto de sus dirigidos, especialmente de sus referentes máximos como Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco, que lo puso de manifiesto el pasado fin de semana cuando tras señalar un golazo de su estirpe, resaltó que para él era "importante después de pasar los dos encuentros anteriores" sentado en el banco.

La cara de "Nacho" lo dice todo en cada barrida que hace una cámara de televisión, y en mayor o medida lo mismo acontece con las de "Maxi" y el también experimentado zaguero Cristian Lema, quien se atrevió a reclamar dos fechas atrás de la Copa de la Liga Profesional que "al equipo le está faltando más juego".

Por ahora esa postura del "Mono" Burgos lo mantiene a salvo de derrotas, algo que justamente terminó eyectando de su cargo a su antecesor, Frank Kudelka, y como también es una realidad que a este Newell's no le sobra nada, mientras se debate en una puja política interna de final incierto, por ahora, en su primera experiencia como "head coach", al exarquero los números le van cerrando.

Una providencial salvada del reemplazante de "Maxi" Rodríguez, Manuel Llano, sobre la línea de sentencia, terminó dejando en cero el arco de Newell's, que en sus excursiones por tierras brasileñas tampoco puede convertir, pero al menos con esa acción, la más emotiva de una noche carente de emociones, se llevó un punto como visitante que, bien macerado, puede resultar productivo dentro de cinco semanas, cuando se cierre esta fase.


- Síntesis -


Goianiense: Fernando Miguel; Dudú Santos, Nathan, Éder y Natanael Pimienta; Marlon Freitas, Willian Maranhão, Janderson y João Paulo; Danilo Gomes Magalhaes y Zé Roberto. DT: Jorge de Amorim Campos Oliveira.

Newell's: Alan Aguerre; Diego Calcaterra, Cristian Lema y Yonathan Cabral; Jerónimo Cacciabue, Pablo Pérez, Juan Sforza y Franco Negri; Julián Marcioni, Maximiliano Rodríguez y Luciano Cingolani. DT: Germán Burgos.


Cambios en el segundo tiempo: 15m. Manuel Llano por Maximiliano Rodriguez (N) e Ignacio Scocco por Cingolani (N); 18m. Arthur Gomes por Magalhaes (G);

27m. Facundo Nadalin por Pablo Perez (N) y Justo Giani por Marcioni (N); 29m. Roberson por Ze Roberto (G) y 39m. Ramiro Sordo por Cacciabúe (N).

Amonestados: Ze Roberto y Roberson (G). Sforza y Llano (N).

Incidencia: 45m. del segundo tiempo expulsado Roberson (G).


Cancha: Estadio Antonio Accioly (Goiania).

Árbitro: Gustavo Tejera (Uruguay). (Télam)