La deuda posconcursal de Newell`s Old Boys, de 11,6 millones de dólares, confirmada por la auditoría contable externa, coincide con la estimación que hacían los flamantes dirigentes "rojinegros" antes de las elecciones que ganaron el 19 de septiembre último.

"La deuda posconcursal es cercana a los 13 millones de dólares", señaló una fuente de la comisión directiva del club del Parque Independencia a Télam.

Los 14 años de mandato del extinto presidente Eduardo José López -entre diciembre de 1994 y diciembre de 2008- dejaron a Newell's en una compleja situación económica y financiera, de la que recién pudo emerger este año, a través de un concurso de acreedores controlado por un paraguas judicial, en el marco de la ley de salvataje de entidades deportivas.

Con este ingeniería jurídica, Newell's abonó en cuotas una deuda de 9,5 millones de dólares, la pesada herencia de los Gobiernos de Lópes, empresario rosarino dedicado al rubro de los juegos de azar.

Sin embargo, los dirigentes que luego de años de lucha lograron recuperar la democracia en Newell's, también dejaron al club endeudado, inclusive en un monto superior al de los 14 años de López.

"El pasivo es más alto que el que dejó López", resumió el tesorero "rojinegro" Hernán Cardozo, cuando presentó la auditoria contable externa.

Click to enlarge
A fallback.

"Nos dejaron un campo minado en el club desde el primer día", advirtió esta mañana una fuente "rojinegra" a Télam.

"La deuda posconcursal informada por la auditoría es la que estimábamos, cercana a los 12 millones de dólares, el problema es que desde el primer día estamos corriendo para pagar deudas de la anterior comisión directiva", añadió un vocero allegado a los nuevos dirigentes.

En este sentido, el tesorero Cardozo sostuvo que "el exvicepresidente segundo (Cristian D'Amico), después de perder las elecciones, dijo que dejaron un club ordenado y saneado. La pregunta es qué interpreta por ordenado y saneado".

"Newell's debe recuperar credibilidad. Tenemos fama de malos pagadores y eso nos genera innumerables inconvenientes para nuevas contrataciones y renegociaciones", agregó el directivo.

Cardozo reveló que "nuestra rutina diaria fue desactivar el campo minado bombas. Pero lo que hay que decir de esos casi 12 millones de dólares es que no provienen únicamente de la gestión anterior: es un acumulado de casi 13 años de la gestión de Eduardo Bermúdez en el club". (Télam)