El español Rafael Nadal, campeón de 22 trofeos de Grand Slam, se despidió hoy con tristeza y dolores físicos del Abierto de Australia luego de perder frente al estadounidense Mackenzie McDonald por 6-4, 6-4 y 7-5 en la segunda ronda.

Número 2 del mundo y defensor del título en el Melbourne Park, Nadal tuvo molestias desde el segundo set pero no abandonó. "Estoy cansado, triste, decepcionado”, expresó después de completar su partido en la sala de prensa.

"A partir de aquí, supongo que cuando las cosas avancen se tomarán las decisiones adecuadas, porque quiero seguir jugando a tenis. Dicho esto, no penséis que quiero dar un paso atrás, no es el caso, pero mis sensaciones actuales son malas", agregó el zurdo de 36 años.

"Es evidente que en los últimos tres Grand Slam no he podido terminar ninguno en condiciones: dos roturas de abdominal, aquí no sé qué pasa en la cadera… Podemos venir aquí, poner buena cara, que lo hago, y aceptar las cosas, que también lo hago, pero uno no tiene que engañarse a sí mismo y hacer un discurso optimista cuando no lo es a día de hoy", admitió cabizbajo.

Nadal contó que se someterá a una resonancia para medir el alcance de la lesión y que en su calendario tiene como próximas citas los torneos ATP Tour de Doha y Dubái.

"No queda más que, como siempre, poner la cabeza sobre los hombros, esperar, aceptar las cosas como vienen y después seguir las indicaciones. Hacer las cosas de la mejor manera posible e intentar estar listos para cuando pueda volver a jugar", concluyó el español. (Télam)