El español Rafael Nadal, máximo favorito, y el griego Stefanos Tsitsipas, segundo, jugarán mañana la final del ATP 500 Conde de Godó, de Barcelona, que se desarrolla sobre polvo de ladrillo y reparte un total de 1,565 millones de euros en premios.

Nadal le ganó hoy en semifinales a su compatriota Pablo Carreño Busta (sexto) por 6-3 y 6-2. Para Rafa fue su victoria 451 sobre polvo de ladrillo, superficie sobre la que es rey indiscutido.

Carreño Busta había sido el verdugo en cuartos de final del tenista argentino Diego Schwartzman.

Tsitsipas, por su parte, peleará por el título luego de imponerse hoy al italiano Jannick Sinner (undécimo) por un doble 6-3. (Télam)