Abdoulaye Sow, vicepresidente de la Federación Senegalesa de Fútbol, confirmó que el equipo deberá prescindir de Sadio Mané "para los primeros partidos". El extremo del Bayern Múnich había sufrido una lesión en la cabeza del peroné durante el partido entre el conjunto bávaro y el Werder Bremen. Pese a que Senegal cuenta con una plantilla con varias figuras de nivel internacional, la noticia de la ausencia de su máxima estrella en los primeros partidos es un balde de agua fría para los campeones de África. Incluso Fatma Samoura, secretaria general de la FIFA, había confirmado en los últimos días que "vamos a utilizar brujos. No sé si son eficaces, pero vamos a usarlos de todos modos. Esperemos que haya un milagro". Mané, de 30 años, arribó al Bayern Múnich durante el último mercado de pases, procedente del Liverpool de Inglaterra, donde disputó 269 partidos, anotó 120 goles y conquistó seis torneos, incluida una UEFA Champions League, un Mundial de Clubes y una Premier League. Qatar 2022 será la tercera participación en un Mundial para Senegal, que en Corea-Japón 2002 hizo historia tras clasificar a los cuartos de final (con triunfo sobre la última campeona Francia incluido en el partido inaugural), y en Rusia 2018 quedó eliminada en la fase de grupos luego de sumar cuatro puntos. El debut de los dirigidos por Aliou Cissé será el lunes 21 de noviembre a las 11 ante Países Bajos, mientras que el 25 se medirán contra Qatar y el 29 frente a Ecuador. NAG/MAC NA