El británico Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automóvil (FIA) entre 1993 y 2009, falleció este lunes a los 81 años, según dio a conocer el expresidente de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone.

"Max era de la familia para mí. Éramos como hermanos. Estoy contento por un lado porque estaba sufriendo desde hace demasiado tiempo", dijo Ecclestone en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias AFP.

Max Mosley, nacido en Londres el 13 de abril de 1940, antes de convertirse presidente de la FIA fue piloto del equipo de Fórmula 2 Brabham, cofundador y dirigente de escudería.

Durante su mandato en la FIA, ocurrió la muerte en carrera del brasileño Ayrton Senna, en el Gran Premio de San Marino en 1994, que desembocó en una reforma de las políticas de seguridad en los circuitos.

Mosley cedió el mando de la FIA al francés Jean Todt en 2009. (Télam)