Monza, club perteneciente al empresario y político Silvio Berlusconi, venció hoy como visitante en tiempo suplementario a Pisa por 4 a 3, en la revancha de la final de la Serie B, y ascendió por primera vez en su historia a la Serie A, la máxima categoría del fútbol de Italia.

El partido, desquite de la final por el tercer ascenso de la Serie B, se realizó en el estadio Romeo Anconetani, en la ciudad toscana de Pisa, y los 90 minutos finalizaron con el triunfo del conjunto local por 3 a 2, situación que obligó a jugar la prórroga, debido a que en el encuentro de ida se había impuesto Monza por 2 a 1.

Durante los 90 minutos Pisa se impuso 3 a 2, gracias a las anotaciones del italiano Ernesto Torregrossa (1m. PT), el islandés Hjortur Hermannsson (9m. PT) y el sardo Giuseppe Mastinu (45m. ST); mientras que el guineo José Machin (20m. PT) y el dinamarqués Christian Gytkjaer (34m. ST) marcaron para Monza.

El conjunto Lombardo lo dio vuelta en el suplementario por los goles del italiano Luca Marrone (6m. PTS) y nuevamente del dinamarqués Christian Gytkjaer (11m. PTS).

De esta manera, Monza se quedó con el ascenso con un resultado global de 6 a 4.

Monza, oriundo de la ciudad homónima, logró hoy su primer ascenso a la Serie A en sus casi 110 años de historia, debido que fue fundado el 1 de septiembre de 1912.

Tradicional equipo del ascenso italiano, Monza en el 2018 fue adquirido por el poderoso empresario y político Silvio Berlusconi, quien además de haber sido durante muchos años el propietario del Milan, en su época más gloriosa, fue en varias ocasiones Primer Ministro de Republica de Italia, y quien llevó a los lombardos a la Primera División desde la Serie C, en apenas 4 temporadas.

Monza acompañará a la Serie A a Lecce y Cremonese, primero y segundo de la Serie A. (Télam)