El Montpellier de Francia se consagró hoy campeón de la Challenge Cup de rugby al derrotar ajustadamente, por 18 a 17, al Leicester de Inglaterra, que contó con la presencia entre sus titulares del centro argentino Matías Moroni.

El partido se llevó a cabo en el estadio londinense de Twickenham , denominada "la catedral del rugby", con un parcial igualado en 10 tantos.

Moroni, integrante de la lista de 67 jugadores convocados por Mario Ledesma, fue una de las figuras en la defensa del equipo británico.

El encuentro se definió para el quince francés a mitad de la segunda parte. Anthony Bouthier inició un ataque dejando en el camino a varios defensores ingleses y Johan Goosen marcó un try.

De esta manera, Montepellier suma un nuevo título repitiendo el logro obtenido en la temporada 2015/16, en la que venció en la final a Harlequins de Inglaterra por 26 a 19, partido jugado en la ciudad francesa de Lyon. (Télam)