El defensor de Argentinos Juniors, Matías Caruzzo, contó este martes que se contagió de coronavirus por sus hijos, de 3 y 11 años, respectivamente, porque circuló en la burbuja de la escuela.

"Me contagié y creo que no fue en el club. Mis chicos tuvieron síntomas y se contagiaron en la burbuja de la escuela", relató el futbolista en el programa radial Jogo Bonito.

"Yo fui el que más síntomas tuve y el que peor la pasé. Arranqué con fiebre y dolor de espalda. La noche del cuarto día tuve 39,5 de fiebre y no la podía bajar. Ahí me hicieron una tomografía y salió neumonía y compromiso de bronquios", describió el exBoca.

El contagio de Caruzzo se dio hace poco más de un mes cuando ya se sentía mejor de la secuela dolorosa por un traumatismo anterior en su rodilla derecha y podía ser tenido en cuenta por Gabriel Milito.

"Lo que vi en la clínica cuando me fui a hacer los estudios no es para nada agradable. No me interesaba entrenar, solo quería que me baje la fiebre y estar bien. La verdad que costó. Fueron casi 15 días de antibióticos", describió.

Caruzzo, campeón en Argentinos Juniors en 2011 y de larga carrera con pasos por Boca, Rosario Central y Universidad de Chile, estudiará su retiro por la lesión en la rodilla derecha, ya que siente que "no" es útil para la institución de La Paternal.

"De la rodilla retrocedí en estos últimos días. No pude estar nunca disponible. Me sigue doliendo y no me siento a la par de mis compañeros. Mi idea es retirarme en una cancha y no así. Quiero ver como me siento", reconoció mientras estudia el curso de entrenador. (Télam)