El regatista santafesino Francisco Guaragna Rigonat, designado por la Federación Argentina de Yachting (FAY) para los Juegos Olímpicos de Japón en la clase Laser Standard de vela, reconoció hoy que "su sueño es quedar entre los diez primeros" en Tokio y se mostró convencido de que en Japón hará "un gran papel y será "el tapado" del certamen.

"En mis primeros Juegos Olímpicos sería un sueño quedar entre los diez primeros. Hacer una actuación como la Facundo Olezza en Río 2016 (ndr: noveno en la clase finn). Mi meta es poder llegar en mi mejor pico histórico de rendimiento. Muchos creen que por ser joven, tener proyección a futuro y no tener experiencia olímpica iré a pasear, a ser uno mas, pero no será así", le afirmó a Télam Guaragna Rigonat desde Portugal.

"No digo que voy a ganar una medalla, pero sé que voy a hacer un gran papel y ser el 'tapado' del certamen. La presión la tienen los medallistas que van a tratar de repetir la hazaña de Río 2016. Me aferro al trabajo hecho estos años junto a mi equipo, sabiendo cuales son mis fortalezas y confiado en poder dar la sorpresa", puntualizó.

Y agregó: "Voy con la mentalidad de que son mis últimos juegos. Voy por todo, dejando todo sin pensar en nada más, y veré hasta donde me da. Al ser de los más jóvenes del certamen, en el agua tengo que faltarles el respeto a los velistas favoritos y más experimentados. Y salir agresivo para pelearles de igual a igual".

Guaragna Rigonat, ganador de la medalla de plata en los Juegos Odesur 2018, integra la nómina de velistas argentinos clasificados a Tokio junto con Santiago Lange y Cecilia Carranza (Nacra 17); Sol Branz y Victoria Travascio (49er FX), Facundo Olezza (Finn); Lucía Falasca (Laser Radial); Francisco Saubidet Birkner (RS:X Masculino); Celia Tejerina (RS:X femenino) y Belén Tavella y Lourdes Hartkopf (470 femenino).

El año pasado, el santafesino, de 23 años y subcampeón sudamericano de su clase en 2017, logró la medalla de plata en la Copa del Mundo de Miami, en enero, y luego, en febrero, en la última competencia que disputó ese año, finalizó 49 en el Mundial de Melbourne, Australia, de su categoría

En enero de 2021, en su primera competencia del año, en Fort Lauderdale, Estados Unidos, Guaragna Rigonat obtuvo las medalla de plata al finalizar en el segundo puesto, con 22 puntos, detrás del guatemalteco Juan Ignacio Maegli, octavo en los Juegos Olímpicos 2016 y doble campeón panamericano: 2015 en Toronto, Canadá, y 2019 en Lima, Perú

El santafesino, quien tiene en su equipo de trabajo al entrenador Nicolás Schargorosky y como sparring al bonaerense Juan Pablo Cardozo -campeón mundial U19 y clasificado a los juegos juveniles panamericanos de Cali, Colombia, de junio, competirá desde mañana, lunes 19, en el campeonato europeo de su clase, que se disputará en Vilamoura, Portugal (dos regatas por día hasta el sábado 24) .

"Será una gran oportunidad para saber como estoy frente a los rivales directos. Ellos, quizás, tuvieron la ventaja de estar en Europa y no parar jamás debido a la pandemia. Por eso, estar acá me dará un valor agregado que hace rato estoy buscando y así potenciar el trabajo que vengo haciendo", explicó Guaragna Rigonat, quien se contagió de coronavirus en noviembre.

En otro tramo del diálogo con Télam, el velista argentino aseguró que "la pandemia niveló para abajo. Las grandes potencias, con grandes estructuras y metodologías de planificación eficientes, están igual que el resto del mundo: todos ingresaremos a la sede olímpica de Japón en la misma fecha".

"Es decir que no tendrán esa ventaja de instalarse con mucho tiempo de anticipación y ensayar, Ahora no contarán con eso y creo que en cierto punto me beneficiará", acotó.

Además, en diálogo con Télam desde Portugal, el santafesino elogió la iniciativa de la Federación Argentina de Yachting (FAY) de establecer una base de entrenamientos para sus deportistas en Valencia, España, con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 y París 2024, en un proyecto, inédito en Sudamérica, que abarcará a clases olímpicas y panamericanas.

"Es una idea muy interesante que para la campaña de los Juegos Olímpicos Paris 2024. Nos potenciaría mucho en caso de que se materialice. Por varias razones: la primera es que el núcleo de competiciones y de nivel olímpico está en Europa; los costos de logística bajarían muchísimo, ya que no tendríamos que cruzar de continente para cada competición y se puede hacer equipo con otros países".

"Tiene muchas cosas positivas e importantes que hacen que la idea sea clave para potenciar a un equipo olímpico durante una campaña", concluyó Guaragna Rigonat. (Télam)